El  Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) es una Organización católica internacional de carácter no gubernamental que trabaja en más de 50 países en el mundo. Su misión es acompañar, servir y defender los derechos de refugiados,  desplazados y personas en situación de movilidad humana forzada que huyen de sus países de origen o residencia, a causa de persecución y violaciones a los derechos humanos. 

En América Latina y el Caribe, el JRS está presente en:

Colombia
  •  Norte de Santander
  •  Valle del Cauca
  •  Nariño
  •  Magdalena Medio
  •  Soacha
  •  Bogotá (Oficina Nacional)
  •  Equipo binacional Arauca (Colombia) / Apure (Venezuela)

Venezuela
  •  Zulia
  •  Táchira
  •  Caracas (Oficina Nacional)
  •  Equipo binacional Apure (Venezuela) / Arauca (Colombia)

Ecuador 
  •  - Sucumbíos 
  •  - Esmeraldas
  •  - Carchi
  •  - Quito (Oficina Nacional)

México
  •  - Comalapa
  •  - Tapachula
  •  - Ciudad de México (Oficina Nacional)


Nuestras principales líneas de trabajo se enmarcan en: 

Acción Humanitaria Integral: Brindamos  un acompañamiento que va más allá de la provisión de bienes materiales y/o económicos y se fundamenta en la satisfacción de las necesidades básicas de las personas pero a su vez en el acceso y/o restablecimiento de sus derechos y proyecto de vida. De ahí que, implica el acompañamiento jurídico, psicosocial, ayuda humanitaria y medios de vida de emergencia que además de dar respuesta a las necesidades inmediatas de la persona, en su mayoría materiales, buscan el acceso y/o restablecimiento de sus derechos ante los Estados.

Educación: Desde el JRS  creemos que la educación es un derecho fundamental, un dispositivo de transformación social e inclusión, estrechamente relacionada con el desarrollo humano. De ahí que, promovemos no sólo  procesos de conocimiento sino de aquellas capacidades, actitudes y valores necesarios para producir cambios de comportamiento que permitan a las personas prevenir y resolver los conflictos de manera pacífica como un aporte a la paz, esta última entendida más allá de la ausencia de la violencia.  

Medios de Vida: Consideramos que esta es una apuesta clave para alcanzar soluciones duraderas a la situación de las personas desplazadas, refugiadas y retornadas. Para ello trabajamos en dos líneas principalmente: 1. El auto sostenimiento de las familias acompañadas para fortalecer sus capacidades e incrementar sus ingresos familiares por medio de la seguridad alimentaria y la promoción de actividades generadoras de ingresos; y 2.  Procesos de empleabilidad, que faciliten la inserción las PSDR al mercado laboral. 

Construcción de Paz y Reconciliación: Promovemos tanto el fortalecimiento de capacidades como procesos de reconciliación a nivel espiritual, interpersonal, comunitario y con el medio ambiente a fin de que las personas que acompañamos sean capaces de generar transformaciones sociales y entornos más pacíficos por medio de la construcción de paz territorial.

Comunicación e Incidencia: Visibilizamos la situación de la población víctima del desplazamiento o la migración forzada y población vulnerable con el fin de: a). transformar prácticas sociales y políticas locales, nacionales e internacionales que favorezcan la eliminación de las causas objetivas de la movilidad forzada de personas y b) Obtener respuestas concretas del Estado en términos de satisfacción de los derechos de dichas personas. 


Oficina Regional del JRS LAC

Contamos con una sede regional del JRS en la ciudad de Bogotá. Esta oficina se encarga tanto de la gestión de proyectos regionales como de promover acciones de fortalecimiento institucional y articular la respuesta institucional para responder a las problemáticas y/o necesidades que surgen a nivel regional. Para ello, trabajamos por crear y fortalecer condiciones y capacidades en nuestros equipos locales y nacionales, lo cuales están conformados por profesionales de distintas áreas, colaboradores y jesuitas, sensibles a la realidad de las personas en situación de migración forzada y comunidades de acogida. Somos un grupo de personas que "acompañamos, servimos y defendemos" desde el reconocimiento de la humanidad de la otra persona, de ahí nuestra apuesta por la promoción de la justicia y la paz.

Como JRS LAC hacemos parte de la Red Jesuita con Migrantes, cuyos esfuerzos buscan generar sinergias a nivel continental, regional, e interprovincial en beneficio de las personas en situación de refugio, desplazamiento y migración. La RJM constituye un espacio de articulación del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), del SJR y de otras obras de la CPAL en torno a la migración, una de las prioridades del Proyecto Apostólico Común (PAC).

  • Jesuitas
Los Jesuitas

El Servicio Jesuita a Refugiados es una tarea apostólica de la Compañía de Jesús. Durante más de 460 años, los padres y hermanos jesuitas sirvieron a la Iglesia en formas novedosas e inesperadas. Hombres en marcha, dispuestos a cambiar su residencia, su empleo, su enfoque, siempre que sea necesario para impulsar la misión de la Iglesia: enseñar la palabra de Jesucristo y propagar la Buena Nueva. Un servicio radical de fe en un mundo que ni respeta la fe ni la justicia.

Hoy, los jesuitas han mejorado la calidad de su cooperación incluyendo hombres y mujeres que comparten su misión de servicio a la fe y a la justicia. Y este intercambio se ha ampliado hasta incluir un diálogo con otras religiones y culturas. Uno de los ejemplos más claros es la cooperación del Servicio Jesuita a Refugiados. Para más información sobre los jesuitas (la Compañía de Jesús) en Latinoamérica ver aquí.